El proyecto introduce una modificación a la ley N° 19.496 de protección de los derechos
del consumidor, y establece la obligación para restaurantes, bares, pub y en general todo
local de expendio de comidas y bebidas alcohólicas, como también para todo centro
comercial o mall, la obligación de contar con medidores de CO2, que indiquen el nivel del
aire en circulación, en atención a los parámetros que indica.